Logo Lalala News
 
Domingo 19 de Noviembre de 2017 18:29
 
 
 
 
 

Literatura viajera

 
2014 - sep - 07
|
Viajes
|
 

Porque podemos conocer una ciudad a través de nuestros ojos o los de otros, te mostramos cinco libros que nos trasladan directamente al corazón de los principales destinos europeos.

 
 
 
 

#1 Muerte en Venecia

Un clásico del siglo XX que ya fue llevado al cine. Thomas Mann escribe sobre el amor, el deseo, el arte y las prohibiciones que recaen sobre ella. Es una novela corta por lo que es un buen libro para esta ciudad dado que Venecia es muy cara y suele ser lugar de dos o tres días en un  viaje. Te aseguramos que tenés tiempo de sobra para leerla. Muchos plantean que la novela se basó en el viaje que el propio autor hizo en 1911, en el cual se alojó en el Gran Hôtel des Bains del Lido. Gustavo Aschenbach, el protagonista de la novela, es un escritor que viaja en búsqueda de inspiración. La encuentra en la belleza del joven Tadrio. Es un libro cargado de simbolismos que critican la moral del arte, de la sexualidad, de las apariencias. Pero sobre todo, esta novela es un tributo a la belleza, con descripciones maravillosas que no podés dejar pasar. Nada mejor que sentarte en un banco de la plaza San Marcos y leerte unas páginas.

 

#2 Rayuela

Podés elegir entre dos ciudades para leerla, Buenos Aires o París, ya que la novela pivotea entre ambas.  También podés elegir entre dos formas para leerla, desde la página uno en adelante o haciendo saltos con un recorrido alternativo que propone el autor. Julio Cortázar la escribió en la ciudad del amor y la publicó en España en 1963, convirtiéndose en una de las obras centrales del boom latinoamericano. No se puede reducir la novela a sus personajes porque es más que ellos aunque una vez leída es imposible olvidarse de Oliveira, La Maga y Rocamadour. Sus diálogos, sus discusiones infinitas, sus paseos por ambas ciudades y la relación que el autor nos plantea a nosotros como lectores activos, es lo que la hacen única. Ideal para tomarse un café en el barrio bohemio de Monmartre y quedarse toda la tarde leyendo.

 

#3 La insoportable levedad del ser

Milan Kundera es quizás uno de los checos más conocidos y todo gracias a esta novela. La publicó en 1984 y sus páginas narran una historia que deambula con sus planteos filosóficos y psicológicos. Ambientada en la hermosa y conflictiva Praga durante 1968, la historia cuenta las vivencias de Tomás, un hombre y sus dudas sobre el vínculo con su pareja, sus problemas sexuales y afectivos. Entre Sabrina y Teresa, vive más que un triángulo amoroso y su historia se narra a través de reflexiones que atraviesan los terrenos históricos, políticos, artísticos. Aunque fue un éxito desde su primera edición, recién en 2006 se publica en República Checa y fue récord de ventas. Novela imprescindible para sumergirse en la historia de este país y sus relaciones.  

 

#4 Historia del cerco de Lisboa

Qué lindo escribe José Saramago y qué escondida está Lisboa en los viajes que uno realiza al viejo continente. No es una de las capitales más populares pero te aseguramos que vale la pena conocer. Claro, si te gusta la poesía y la literatura clásica te recomendamos Mensaje, el único libro publicado en vida de Fernando Pessoa, pero esta novela de Saramago también vale la pena. Se publicó en 1989 y cuenta la historia de un corrector de libros que al poner un “no” en vez de un “sí” en una obra histórica trae consecuencias inimaginables. Aunque inicialmente los directores de la editorial lo reprenden por esto, uno de ellos lo incita a escribir una versión alternativa de la misma. Novela para quienes piensan como el efecto mariposa: un pequeño cambio puede generar uno que cambie tu vida para siempre.

 

#5 Orgullo y prejuicio

Romanticismo en su máxima -y mejor- expresión. Si te entretienen las comedias románticas pochocleras y estás por Londres, podés optar por esta novela que de pochoclera tiene poco pero de romántica mucho. Jane Austen la publicó en 1813 como una obra anónima, y es una de las primeras comedias románticas en la historia de la novela. Ya desde la primera frase se escabulle en las habitaciones de los adinerados ingleses poniendo en jaque las relaciones que se asientan por la posición social más que por el amor: “Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa”. Los dos protagonistas, Elizabeth Bennet y Fitzwilliam Darcy, deben sobreponerse a sus defectos, el orgullo de clase y el prejuicio, para encontrar la felicidad. Pero no es tan fácil porque viven en una sociedad en donde los títulos nobiliarios son lo más importante.