Logo Lalala News
 
Jueves 20 de Septiembre de 2018 05:43
 
 
 
 
 

Indios, hindúes, indie-hindú: same same, but different

 
2016 - dic - 19
|
Diarios de viajero
|
 

Colaboración especial de Ocomoquieras.

 
 
 
 

¿Son indios o hindúes? La pregunta del millón. Cada vez que la escucho no dejo de pensar en los prejuicios que tiene la palabra INDIO para nosotros los sudacas y lo idénticos que somos con los indios de India, los verdaderos indios. Así que, no culpo a Colón por la equivocación, colgó nomás con eso (y con que no descubrió nada al final). Pero en la esencia está la diferencia: las personas que viven en India son indios; los indios que profesan el hinduísmo son hindúes, por lo tanto puede haber hindúes de todas las nacionalidades.

Como muchos viajerxs con mi compañeri de viaje Connie compramos la guía Lonely planet[1] antes de viajar (literalmente, un rato antes de subir al avión), así que la leímos en el camino y descubrimos que en Varanasi está el Golden temple[2], el templo más viejo y más importante de Shiva[3].

En la guía, decía que solo los hindúes podían entrar al templo y por eso no había registro de extranjeros que hayan entrado, solo algunos apadrinados por algún indio, dudamos de lo que entendíamos por hindúes así que fue lo primero que preguntamos al llegar a la ciudad sagrada. Estábamos en lo cierto. Podemos ser diferentes (o en mi caso parecer india) pero eso no te excluye de tener la religión que se te cante, así que esa misma noche fuimos para el templo aprovechando que está 24 horas open, pasaporte en mano, flores de ofrenda y nada más. Entramoss como católico al Vaticano sin ningún problema, a comernos el viaje espiritual más heavy como espectadoras privilegiadas. Al salir, la conclusión fue contundente: “Me cago en la Lonely planet, ¡la guía de viajero intuitivo va mucho mejor!”. Fue una de las enseñanzas más aplicadas a lo largo del viaje.

No niego que hayamos ocupado bastante la guía en lugares donde no teníamos wifi ni mapa (no compramos ningún chip local y preferimos movernos analógicamente), no por fundamentalistas hipsters sino por colgadas, claramente.

Pero nos fue excelente, nos obligó a entablar conversación con absolutamente todas las personas y preguntar lo mismo una y otra vez, cosa que después de unos días se convierte en algo cotidiano y no te movés hasta que al menos tres personas te manden para el mismo lado, e incluso aún así a veces no hacés caso porque te “pareció raro algo” y al final, ¡estabas en lo cierto!  

Seguís las señales y llegás. Terminás haciendo amigxs en todos lados. En mi experiencia, los indios son unos excelentes guías, saben todo de su ciudad y muchas veces terminamos recorriendo lugares con alguien que conocimos en un café, tomando un lassi[4] o en la calle.

El primer mes, lo pasamos en guesthouses curtiéndonos con locales, huímos de los turistas europeos, de sus comentarios europeos donde no entendías si se equivocaron de avión y deberían estar en Suiza, o qué. “El tren se demoró”, me dijo un alemán; “no había papel en el baño”, una francesa; “ese chico me pidió plata para comer”, una polaca; “este restaurante parece limpio”, un español; “no parece que nos vaya a robar”, nosotras mismas.

No distingo si es bueno o malo, pero para nosotras eso no era ningún escandalo, la argentinidad al palo nos hacía inmunes a todos esos males, creo que por eso nos sentíamos casi como en casa. “Somos argentinas, no europeas, no somos tan diferentes”, le dije al conductor del autorickshaw[5] y él me contestó: “Somos todos humanos, personas, same same, but diferrent”.

 
 

[1] Lonely Planet publica las mejores guías para el viajero independiente, famosas por su fiabilidad y rigurosa información, sus mapas, fotografías y sus referencias históricas y culturales. Además, las guías se actualizan periódicamente, en la mayoría de los casos cada dos años. (Página oficial)

[2] El templo Kashi Vishwanath es reconocido como uno de los lugares de culto más importantes de la religión hindú, visitarlo es uno de los métodos para llegar al Moksha (la liberación) la gente lo va al menos una vez en la vida. La tradición dice que uno debería abandonar al menos un deseo después de una peregrinación al templo.

[3] Shiva también es conocido como el Danzante Cósmico, guía a las personas en los tiempos de cambio, es una entidad y puede adoptar múltiples formas, sus representaciones son características de cada región y cada culto.

[4] El Lassi es un batido ligero típico en la India que se hace con yogur y agua, como un milkshake espeso.

[5] Un autorickshaw (ricksha, tuctuc, mototaxi) es un vehículo triciclo motorizado, una versión motorizada del rickshaw (carro de dos ruedas tirado por una persona) y del velotaxi (bicitaxi).