Logo Lalala News
 
Martes 26 de Septiembre de 2017 02:26
 
 
 
 
 

Carta de la mujer que vive en mí

 
2017 - jul - 14
|
Psicología
|
 

Por Licenciada Lucía Príncipi.

 
 
 
 

¿Te acordás de cómo sufriste esa vez que te dejaron?

Creíste que no tenías salida, que no ibas a poder sola, que todos los planes que eran de a dos se habían destrozado, habían perdido el sentido. Sentiste cómo una vez más te habían roto el corazón y llegaste a pensar que esta vez no había pegamento que lo reconstruya. Te sentiste la persona más espantosa del mundo.

Quisiste congelar el tiempo, volver para atrás y borrar de tu vida todo tipo de recuerdos que tenías con esa persona. Te reprochaste mil veces por no haber sido más egoísta, por no haberte puesto en primer lugar, llegaste a pensar que el amor no existía.

Hasta que te encontraste a vos misma.

 

¿Y esa vez que pensaste que todo había sido un fracaso y no sabías dónde estabas parada? ¿Esa vez en la que no entendías el porqué de las cosas y necesitabas una respuesta urgente? Veías cómo el mundo avanzaba y vos lo único que querías era encontrar la forma de detener el tiempo y dejar ese trabajo que tan mal le estaba haciendo a tu salud, te sentías en crisis por no encontrar lo que te apasiona y por seguir sosteniendo mandatos y cargas sociales que no te hacían bien. Pensaste que de esta no se salía.

Hasta que te encontraste a vos misma.

 

¿Te acordás esa vuelta en la que te propusiste un millón de cosas y sola no podías, pero tu orgullo te impedía pedir ayuda? Terminaste hecha una loca, absorbida por la ansiedad y la desesperación y quisiste que el tiempo vuelva atrás para hacer las cosas distintas.

Por suerte te escuchaste, te animaste, pediste lo que necesitabas y te diste cuenta que tenías mucha gente atrás tuyo para asistirte, para darte una mano, para acompañarte con todas las letras. En ésta, también pensabas que la crisis te comía.

Hasta que te encontraste a vos misma.

 

Por suerte, pudiste superar y aprender a diferenciarte del resto, a respetar todo tipo de vida, pero a hacerte dueña de la tuya.

Por suerte, te gustaste, te escuchaste, te mimaste y te empezaste a amar.

Porque algún día y gracias a todo lo que viviste empezaste a trabajar para llegar a una independencia real, tu libertad interior.

Por suerte, seguiste tu intuición y un día sin saber cómo ni porqué volviste a sentirte feliz y a darte cuenta que sos HERMOSA por fuera pero mucho más por dentro. Que tenés valores increíbles y que deseás que todo el mundo los tenga también

Por suerte, elegiste atravesar las crisis que se te fueron presentando, porque de cada crisis siempre saliste florecida, enérgica, motivada, con alegría y sabiendo que siempre se puede y que solamente depende de vos.

Te diste cuenta que no hay caminos fáciles pero que siempre vas a llegar a destino, al mejor destino para vos. Y entendiste que cuando quieras complicarte lo harás y cuando quieras buscar una salida a lo que te pasa, también lo vas a hacer.

 

Bienvenida la crisis, porque gracias a la crisis es tu evolución como humana, como mujer, porque gracias a la crisis lográs descubrir tus límites y te volvés, sin buscarlo, una persona más creativa.

Bienvenida la crisis porque te hace dar cuenta del camino en el que estás y porque toda esa incomodidad que sentís te lleva a no quedarte quieta, a mantenerte en movimiento y en búsqueda de lo que necesitás.

Bienvenida la crisis porque te fortalece. Aunque en el momento sentís que retrocedés un montón de casilleros, al final terminás dando un gran salto de calidad para ser una persona con más recursos.

Porque toda crisis es parte de la vida y parte de tu evolución.

 

PORQUE NECESITÁS VIVIR TU PROPIA REVOLUCIÓN PARA ESTAR MÁS CERCA DE UNA GRAN TRANSFORMACIÓN. 

 
 

Lu Príncipi

Más en: http://luprincipi.wixsite.com/yoan…/auto-consejos-para-vivir