Logo Lalala News
 
Domingo 15 de Diciembre de 2019 15:58
 
 
 
 
 

Sobre nuestros Símbolos Patrios

 
2019 - nov - 26
|
Noticias
|
 
 
 
 
 

La bandera, el escudo y el himno son los tres símbolos patrios que representan a la Nación Argentina. La bandera y el escudo son representaciones visuales y el himno lo es desde el punto de vista poético y musical.

Los símbolos patrios son los pilares fundamentales de los países y las naciones a través de la historia. Constituyen sus referentes en el mundo, ya que son nuestra imagen y voz ante las demás naciones de la Tierra.

Estos, son la exteriorización representativa de todo lo que constituye, caracteriza y define a la Nación y la identifican como tal en el contexto mundial. El homenaje que se les brinde junto al respeto que ello implica, debe ser constante no sólo en los actos solemnes, sino también cada vez que se les de uso en actos no oficiales. Permanentemente a los Símbolos Nacionales, les corresponde el máximo honor y respeto, como lección continua de educación patriótica, resultando cada ciudadano un modelo de patriotismo, quién requerirá en todo momento a los demás, la respuesta debida: un ejemplo acorde con la prédica y ejemplo dados y con la práctica formal respectiva realizada en todo ámbito.

El respeto hacia la nación, a través de sus símbolos es una de las bases de la identificación y comunicación de un pueblo. Pero… ¿Conocemos y practicamos sus valores?

Algo que quizás no sabías es que la Escarapela es un DISTINTIVO PATRIO, pero NO es un símbolo patrio técnicamente. La diferencia entre estos dos conceptos es que los símbolos son SAGRADOS, esto significa que quien ultraje un símbolo patrio (Bandera – Escudo – Himno – o Emblema de alguna provincia argentina), comete el delito tipificado en el Art. 222 del Código Penal Argentino, y allí NO está incluida la Escarapela: “Será reprimido con reclusión o prisión de uno (1) a seis (6) años, el que revelare secretos políticos, industriales, tecnológicos o militares concernientes a la seguridad, a los medios de defensa o a las relaciones exteriores de la Nación. (…) En la misma pena incurrirá el que obtuviere la revelación del secreto. Será reprimido con prisión de uno a cuatro años el que públicamente ultrajare la bandera, el escudo o el himno de la Nación o los emblemas de una provincia argentina (…)”

Pequeñas acciones y simples gestos pueden llevarnos a repensar la postura que tomamos con respecto a nuestros símbolos patrios. Detenernos a prestar atención y cantar el himno cuando lo escuchemos, y ante la presencia de la bandera, sin importar donde nos encontremos en ese momento; colocarnos el posición firme con los brazos a los costados de nuestro cuerpo al cantar el mismo y con la mirada siempre hacia donde esté la bandera; así como informarnos acerca de nuestra historia y comunicarnos con los demás con respeto y fundamento para no traspasar ideas erróneas sobre el tratamiento de aquello que nos identifica como pueblo. De esta manera, podemos lograr que de a poco se recuperen y adopten las buenas costumbres y los buenos hábitos con respecto a un tema tan importante para nosotros como ciudadanos.

 

María Celeste Saenz

Lic. En Relaciones Públicas