Logo Lalala News
 
Miércoles 22 de Enero de 2020 14:39
 
 
 
 
Resaca Política
 

REDES SOCIALES: CANAL DE LA NUEVA GUERRA MUNDIAL

 
2020 - ene - 06
|
Noticias
|
 
 
 
 
 

Desde la existencia de las Redes Sociales, su constante evolución y el inminente valor de su uso en comunicación política, fuimos atravesando una serie de aplicaciones que variaron según el uso particular de cada personaje o institución.

Es así que desde el espejo más publicitario de cualquier candidato (la manera más actual más usual entre los políticos argentinos), podemos podmos llegar a extremos sin iguales como el de hoy, donde se estableció esta herramienta como mecanismo para la proyección, incitación y viralización de una nueva "Guerra Mundial".

La citación de un nuevo encuentro bélico fue un devenir por los aconteceres entre Medio Oriente y Estados Unidos, el cual, durante lo previo a su estallido, era un conflicto parcialmente desconocido, lo que marca una gran visagra de la utilización de las redes para poner en público conocimiento situaciones seleccionadas.

El detalle de este choque de potencias se vió fortalecido en la mente social de todo el planeta luego de la generación de un Trending Topic que se sostuvo en Twitter durante toda la jornada, aún cuando ni siquiera los medios televisivos (argentinos) o radiales le daban tanta preponderancia el hecho, sino que más bien seguían centrando sus contenidos en la agenda del día.

Lo paradigmático se vuelve vernos como nuevamente somos absorbidos por la digitalización para crearnos escenarios del mundo al cual no tendríamos acceso inmediato sino por estos medios y, aún peor, crearnos expectativas de proyecciones futuras tan drásticas como una Tercera Guerra Mundial.

El poder de las Redes está demostrado con bastas investigaciones de profesionales que dejan sentado con claridad cuales son las construcciones discursivas de mayor impacto para trascender. No es casual qué, remitidos a nuestro país, todos los políticos cuenten con gente a su servicio para la administración de su comunicación en plataformas digitales, aún cuando en la mayoría de los casos se plantea un trabajo precario y repetitivo que sólo es replicado, faveado, retwitteado por meros trolls o botts que responden a ellos mismos, sin consentimiento de genuinidad ni existencia que dé real interés.

Lejos de descomprimir la situación acuciante que plantea esta política internacional actual con la supuesta víspera de un conflicto bélico debemos tomar las precauciones suficientes para mantener la mesura de nuestras expectativas. Si bien tenemos suficientemente argumentado que los políticos dejan entrever gran parte de sus vidas y pensamientos en redes, es lógico que en diversas situaciones también sean capaces de manipular sus contenidos para acelerar el proceso social de llevar la mente a los lugares que ellos prefieren, es decir, hacernos conjeturar lo que ellos deciden. Claro ejemplo de ello son los últimos twetts desde el perfil de Donald Trump o instituciones iraníes.

Que una posible guerra comience su camino mediante la generación de un # -hashtag- es una nueva lógica en el mundo 2.0, aunque todos creamos que esos escenarios no se resuelven tuiteando, sino más bien requieren un espacio protocolar.

No podemos negar la voracidad del internet en nuestras vidas, pero sí debemos complementarlos con la pacificación interna de que dar tiempo a las conclusiones es lo más pertinente antes que empezar a escuchar bombas atómicas a lo lejos.

 

Javier Frangioli - @Javifrangioli | Periodista - Community Manager