Logo Lalala News
 
Miércoles 22 de Enero de 2020 13:38
 
 
 
 
 

LA GRIETA DE NUNCA ACABAR

 
2019 - dic - 30
|
Noticias
|
 
 
 
 
 

Tiempo atrás parece haber quedado ese abismo ideológico que comenzó a sembrarse desde la clase política hacia abajo, incentivado en principio por el Duranbarbismo de Cambiemos y extendido a los más recónditos lugares de los partidos políticos que nos engloban en Argentina.

Ese tiempo de grieta que parece lejano tan sólo fue hace meses, y hoy, con una clara metarmofosis, sigue latente. Continuamos enfrentados argentinos contra argentinos, ya no defendiendo a algo, ni a alguien, como se supo ver cuando los Cristinistas más radicalizados la enaltecían en el choque político. Hoy lo único que camina es el desprestigio ajeno, el tomar postura por alguien bajo el mero hecho de estar en contra del otro, sin rescatar siquiera virtudes de a quien estamos favoreciendo en el juego.

La crisis nos enfrenta, nos pega con tanta dureza que somos nosotros mismos nuestros enemigos, aún cuando compartimos el mismo problema y, porqué no, la solución.

Nos siguen enfrentando los partidismos, no las conjeturas más lógicas de la política que promueve cada espacio. No sabemos a quién defendemos, pero sí tenemos claridad de a quién atacamos.

Es un camino de extremos. Los consensos no son parte del plan de nadie, mucho menos de la desprestigiada oposición qué, estando quién esté, sólo propone palos en la rueda para que todo en algún momento se caiga y volver a aspirar a una cuota de poder. Mientras tanto, algunos seguimos tirando, total, no nos queda otra.

Hoy es el campo versus el resto. Como si fuera que somos países divididos. Nos acusamos de forma cruzada. De un lado los que se hicieron "millonarios" en los últimos cuatro años, del otro, los que hoy tienen el poder y que defiende las medidas frescas de los últimos días.

Parece que el agravio es el camino, como si fuera que la relación productor-consumidor no es obligatoria para que todo funcione, sin embargo, nadie quiere ceder, ni en el peor contexto.

Hoy, y siempre, el bombardeo mediático de las constantes novedades políticas ponen sobre el tapete sólo lo que nos quieren hacer ver. Sin dudas que todo está más allá de eso, en profundidades inimaginables, dónde las cosas se realizan sin la careta social y con las manos más sucias que un carbonero. No sabemos qué cuestiones se entretejen dentro de cada decisión, pero tendríamos que entender que somos sus ejecutores de rivalidades, aun cuando los determinantes nunca pierden.

El verdadero progreso sería poder cambiar las relaciones de sacrificio por un bienestar masificado, tener confianza de que fortalecidos en unidad sobre un objetivo común, los partidarios y discidentes, van a trabajar por el bienestar general, aplicando la racionalidad suficiente que les generó el lugar privilegiado que tienen para darse cuenta cual es el camino que mejor califica para el escenario que toca.

Las prioridades son inminentes, y es plausible que hoy se las revele, pero tendría que trabajarse en equipo sobre ellas para que se solventen.

 

Javier Frangioli - @Javifrangioli | Periodista