Logo Lalala News
 
Miércoles 18 de Septiembre de 2019 11:25
 
 
 
 
Resaca Política
 

EN CHACO CAMINAMOS SOBRE HUELLAS

 
2019 - sep - 09
|
Noticias
|
 
 
 
 
 

Semanas atrás la política chaqueña era una olla a presión. El peronismo dividido y con fuego cruzado entre referentes parecía interminable, aún habiendo un abultado resultado de las Primarias que alejaban los extremos y determinaban el derrotero final.

La campaña de rivalidad no cesó con inmediatez, aunque los tonos oficiales bajaron y algunos suavizaron la voz, mientras en la esquina opositora la espalda crecía y la incertidumbre se despejaba con el camino aparentemente allanado de cara a octubre.

Con la pelea farandulera sentenciada, independientemente a los cuantiosos manotazos de ahogado que tiraron algunos, las reuniones prosperaron. Esos grandes encuentros secretos donde se entretejen los cargos por capacidad de bondad y buena onda, fueron fructíferos parcialmente para la trilogía peronista que administra gran parte del Chaco.

La intuición nos alude a que la decisión se motivó luego de la formal contienda en las candidaturas testimoniales, donde los cabezas de lista muñequearon para medirse sus egos políticos y terminaron entre llantos y alegría formalizando un abrazo para los flashes.

Sin embargo, podemos aseverar que el humo emitido en la Casa de Gobierno no está del todo blanco. Porque las tres patas del banco parecen haber consensuado en forma parcial, algo demostrado en asimetría representada con los candidatos a diputados provinciales, o, por la falta de unificación para respaldar un candidato único en la capital provincial.

La principal conjetura de tamaña jugada es que ellos nuevamente ganarán. Independientemente a donde se ubiquen, los lugares ya están designados, porque los márgenes de pérdida electoral son mínimos, tanto que sólo un batacazo lo revertiría. Por lo cual seguimos caminando en la misma línea, sin nuevas caras y, por ende, sin nuevas ideas.

¿Vamos a seguir viviendo el Chaco de tanto tiempo, al cual aparentemente ya nos acostumbramos, con cortes de calles y rutas, con un interior devastado que se exilia de la provincia cuando caen algunas gotas, con los bosques deforestados y nuestros pares autóctonos encadenados en las rejas del edificio provincial pidiendo atenciones?

En este panorama está claro quienes suben al podio. Porque el electorado se somete nuevamente a una política conocida, representada por los que nada hicieron antes para solventar los problemas estructurales, pero nos proponen un imaginario cambiado, deconstruido y reinventado. Aunque en las mentes más racionales, se sabe que eso es una utopía, aún con la esperanza de incurrir en el error.

Nuestro Chaco está destinado, porque los cambios, sin ser alusivo al desmadre nacional, no se producen. La calle te lo cuenta, el día a día es la fuente principal para ver cómo el asistencialismo se reproduce, el Estado se agiganta y, aun así, afloran carencias. Las soluciones no serán inmediatas, el trabajo puede ser largo y hay que ver con paciencia si llega alguien capaz. Ojalá todo sea parte de una equivocación, aunque, como suele ocurrir, el historial perceptivo vaticina más de lo mismo.

 

Javier Frangioli