Logo Lalala News
 
Viernes 06 de Diciembre de 2019 07:15
 
 
 
 
 

Cortes y autolesiones

 
2019 - nov - 14
|
Noticias
|
 
 
 
 
 

Es difícil articular algo referido a lo que compete la cuestión “suicida”, sin embargo, creo que es de especial importancia poder establecer distintos lineamientos en relación a esta temática.

No puedo hablar de pacientes suicidas, si, en cambio, de personas que caen en compulsiones de autolesión. En este tipo de sujetos hay algo más allá de la palabra, más allá de poder articularlo, y es lo que se presenta por medio de las denominadas autolesiones (cortes, quemaduras, producirse marcas a través de sacarse cascaritas o “comerse” las uñas).

¿A que denominamos autolesión? A una práctica intencionada de heridas sobre el propio cuerpo, heridas que aparecen SIN intenciones suicidas. (Prefiero pensarlo como un intento de pedido de ayuda).

Aparece en estos pacientes que no pueden poner en palabra lo que les ocurre, aquello que denominamos pasaje al acto. Pasaje al acto no es solo el suicidio, no tiene que ver solo con aquello abrupto. Tampoco se trata de producir una escena al otro, si no, por el contrario, mediante el acto el paciente trata de producir aquello no dicho de algún modo.  El acto se presenta, entonces, mediante atracones, escaparse de la casa, y, entre otras cuestiones, los cortes compulsivos.

Mediante el corte suele aparecer cierto alivio, un goce. El desencadenante del mismo tiene que ver con ciertos momentos que son disruptivos y, el sujeto trata, mediante la autolesión, buscar un cambio de posición (ante situaciones que generan mucha ansiedad, por ejemplo). La gravedad del acto es cuando el mismo se continúa en el tiempo.

Los adolescentes suelen presentar este tipo de conductas a partir de una manifestación de rechazo de su propio cuerpo, querer eliminar partes que no le gustan. Aunque, también puede presentarse ante una situación traumática, en la que el corte aparece como forma de detenerlo.

Se trata de poder ubicar un despliegue asociativo de la palabra, y poder tomar, el corte, como una asociación más. Tratar de poner una palabra, alli donde el sujeto pone un corte.

Es fundamental pensar en estos casos en el trabajo y acompañamiento con la familia, para poder, de algún modo, calmar la angustia que desborda.

 

Nadia M. Augusto

Lic. En Psicología

M.P 826