Logo Lalala News
 
Jueves 14 de Noviembre de 2019 23:11
 
 
 
 
Comunicación Eficaz
 

Comunicación: elementos e incidencias

 
2019 - nov - 05
|
Noticias
|
 
 
 
 
 

En un concepto general y de manera simple, la comunicación es un proceso de intercambio de información en el que un emisor, transmite al receptor un mensaje a través de un canal esperando que, luego, se produzca una respuesta de dicho receptor, en un contexto determinado.

Pero, ahondemos un poco más en los componentes de dicho proceso… Emisor es quien envía señales para difundir el mensaje (ya sea un texto, palabras, etc.); el Receptor analiza y reconstruye los significados del mensaje, sintetiza y construye significados a partir de sus propios antecedentes y experiencias; el Mensaje es la información que se desea transmitir. En el proceso, emisor y receptor intercambian roles con la respuesta del receptor. Ambos comparten un Código al comunicarse, (conjunto de signos y reglas que, formando un lenguaje, ayudan a codificar el mensaje); y requieren de un Canal, el cual es el medio por el que se transmite dicho mensaje. Un elemento importante es también el Contexto, el conjunto de circunstancias (lugar, hora, estado anímico de los participantes, etc.) que existen en el momento de la comunicación.

Cuando el receptor reconoce el mensaje y responde al emisor, la retroalimentación o el llamado Feedback, se ha producido. Esto significa: la respuesta del receptor al mensaje del emisor. Lo cual completa el circuito de la comunicación, ya que el mensaje va de emisor a receptor y de nuevo vuelve al primero.

A veces nos preguntamos, ¿por qué cuesta tanto que la otra persona interprete correctamente lo que uno quiere decir?... Bien, esto ocurre cuando el proceso se ve dificultado por algún motivo, y es ahí cuando podemos decir que existe un Ruido en la comunicación, (cualquier cosa que interfiera con el mensaje que quiere transmitir el emisor al receptor). Puede ser físico, es decir externo al hablante y al oyente, por ejemplo: sonidos del medio ambiente; psicológico, una interferencia mental que hace que no escuchemos, como ser: distracción o falta de atención a causa de algún pensamiento recurrente; fisiológico, cualquier problema en nuestro cuerpo que interfiera con la comunicación: un fuerte dolor de cabeza, etc.; o semántico, cuando no hay un significado compartido en la comunicación, ejemplo: cuando se utilizan terminologías específicas de alguna profesión, que otros no entiendan.

Para responder a la pregunta que nos hacíamos en el párrafo anterior, no podemos dejar de lado a la percepción, es el significado que se atribuye al mensaje por el emisor o el receptor. Influyen en la misma: el pasado de la persona, así como sus actitudes. Algunos problemas de comunicación se pueden derivar de la percepción, ya que en muchas ocasiones ocurre la percepción selectiva, que es el proceso de eliminación de información que una persona no desea o evita. Es decir, sólo ver o escuchar lo que queremos y negar lo demás. Por otro lado, la creación de estereotipos es otra forma de percepción, en donde se aceptan supuestos sobre los individuos con base en la pertenencia a algún género, raza, edad, etc. Éstos distorsionan la realidad y pueden llegar a causar problemas de comunicación.

Cabe destacar, que el proceso de comunicación depende de más factores que los elementos que hemos mencionado. El tipo de relación que exista entre emisor y receptor, el interés que exista de ambas partes en los temas a tratar y la voluntad que cada uno tenga en desempeñar su rol con efectividad. Del mismo modo, la comunicación puede evolucionar y pasar por diferentes fases cuando los resultados son satisfactorios, un mensaje puede trascender en tiempo y espacio pasando de ser oral, a escrito, gestual, visual o sonoro.

María Celeste Saenz

Lic. En Relaciones Públicas