Logo Lalala News
 
Domingo 21 de Abril de 2019 13:26
 
 
 
 
Psicología
 

Autismo - Parte 1

 
2019 - abr - 02
|
Noticias
|
 
 
 
 
 

Hoy, 2 de abril, además de recordar a los Veteranos de guerra y a los caídos en Malvinas en la argentina, se celebra también a nivel mundial el día de la concientización del autismo, en donde se promueve una visibilización de éste modo distinto de relacionarse, de este modo diferente de estar hiperconectado con las personas y los objetos.

Por lo cual, en el día de la fecha, invito a reflexionar acerca del autismo y a cuestionar ciertos esquemas que se tienen acerca de estos niños.

Autismo y actualidad

Hoy en día el autismo se encuentra incluido dentro de lo que se conoce como TEA (Trastorno del Espectro Autista). Es un ‘trastorno de espectro’ debido a que aquellas personas con TEA pueden presentar una gran variedad de síntomas distintos. Aunque por una cuestión de criterio, considero más específico del campo la utilización del término “manifestaciones”  o “fenomenologías” que la de ‘síntomas’, en tanto que este último concepto remite a cuestiones más generales de otras áreas.

Estas manifestaciones están asociadas a dificultades en la comunicación, en la interacción con las personas y en la socialización. También presentan conductas repetitivas o movimientos estereotipados, una imposibilidad de fijar la mirada y hasta incluso el no responder al llamado del otro.

Ante esto último, se conocen muchos casos de niños autistas que fueron sometidos a intervenciones quirúrgicas de implantes cocleares, por ejemplo, por ser considerados como ‘sordos’ por no escuchar cuando alguien lo llamaba por su nombre. Obviamente, posterior al implante coclear, siguió sin responder al mismo.  Pero no porque sean sordos, sino porque tienen un modo distinto de responder a lo que acontece a su alrededor.

Silvia Tendlarz, psicóloga psicoanalista, escribe en la página 13 de su libro “Clínica del autismo y de las psicosis en la infancia” que “el autismo es un ‘funcionamiento subjetivo singular’ que permanece a lo largo de toda la vida”

El autismo es una estructura clínica que se caracteriza por un inicio precoz,  en tanto que puede detectarse desde el nacimiento o comenzar a tener manifestaciones autísticas a temprana edad. Es decir, no existe un momento de ‘desencadenamiento’ del autismo, como si está presente en la psicosis, por ejemplo.

Los niños autistas no viven en un estado de crisis permanente, sino que pueden pensarse diferentes momentos en los cuales desencadenan una crisis. Puede que existan  diversas eventualidades de la realidad que generan una desorganización física y psíquica del autista lo cual consecuentemente acarrea una crisis. Pero justamente se trata de momentos.

Acerca del autismo y su etiología

Hoy en día existen diferentes teorías que pretenden explicar ‘el porqué’ del autismo, dentro de las cuales se incluyen las disparatadas ideas de que es la vacuna de la rubeola, la obesidad mórbida en las madres, los trastornos intestinales, los efectos de las fumigaciones o el déficit de oxitonina en personas de mayores de 30 años lo que ‘causa’ el autismo.

Si bien existen diversas investigaciones científicas y diversas teorías médicas que explican al autismo desde un punto de vista orgánico, en donde ‘encuentran’ ‘disfuncionalidades fisiológicas o neuronales’, el único tratamiento que pueden brindar a los autistas desde esta ciencia nos es más ni menos que un tratamiento farmacológico, el cual genera tiene como resultado a un autómata que recibe estímulos y responde a los mismos sin comprender mucho de lo que sucede.

Por lo que al diagnóstico y al tratamiento del autismo, no debe pensárselo solo desde un punto de vista científico, sino que necesariamente tiene que ser abordado desde la multiciplinariedad de disciplinas: médicas, psiquiátricas, psicológicas, psipedagógicas, de estimulación temprana, de terapia ocupacional, etc.

Si bien conocer algo acerca del origen del autismo resulta interesante, el psicoanálisis plantea que responder al ‘porqué’ del autismo no es lo importante, sino más bien propone comprender su funcionamiento singular dentro del cual se espera poder incluir nuevas personas y objetos que amplíen su mundo, y consecuentemente, sus modos de vincularse con la realidad.

El tratamiento del autismo

En el punto anteriormente mencionado se deja en evidencia que no existe un consenso general acerca de las causas del autismo, y consecuentemente, de criterios unificadores acerca de su tratamiento.

Desde el lugar de las familias que consultan por sus hijos, verdaderamente poco les importa si es un tratamiento psicoanalítico, gestáltico, cognitivo conductual, transhumanista o filosófico. Simplemente buscan cualquier tipo de modelo teórico-práctico con los cuales puedan encontrar mayores mejorías en la vida de sus hijos y con los cuales se sientan más identificados.

Esto da cuenta de que no existe un método de tratamiento único para el autismo, debido a que independientemente de las evidencias y respuestas que brindan las ciencias como posibles lineamientos de trabajo, al fin y al cabo, la evidencia no es científica, es testimonial, porque son los padres quienes refieren todos aquellos tratamientos que les han servido, tanto a ellos como a sus hijos.

 

La temática del autismo se presta a ser abordada desde diferentes perspectivas y trabajada de diversas maneras, por lo cual dicho artículo continuará la semana que viene, en el cual se desarrollaran los siguientes ejes:

- Las terapias actuales y sus modos respectivos de trabajar con el autismo

- El autismo y el cuerpo

- Un caso clínico

-Los objetos autistas

 

Lic. en Psicología Rodrigo Javier Villalba - M.P. N° 852

Cel: 3624-713555