Logo Lalala News
 
Viernes 06 de Diciembre de 2019 15:14
 
 
 
 
Psicología
 

¿De qué hablamos cuando hablamos de amor?

 
2019 - sep - 04
|
Noticias
|
 
 
 
 
 

Hablar del amor dentro de lo que es la psicología, o más bien el psicoanálisis, es un hecho que trae bastante complejidad al querer abordarlo. Por este motivo, me parece interesante dar cuenta de que se trata.

  Jaques Lacan dice “amar es dar lo que no se tiene a alguien que no lo es”, frase que además de enigmática, es muy compleja. Esta intenta dar cuenta el hecho de que el amor, en realidad, es un equívoco; es decir, entre los amantes, existe una promesa de amor que es falsa. ¿Por qué falsa? Porque es la promesa de ser un complemento del otro, un complemento que es casi imposible de cumplir.

   Prometemos a este que lo vamos a completar, y, a su vez, buscamos en el otro que nos complemente y, además, nos armamos de este una imagen ideal: no es percibido de forma real, sino que le adjudicamos propiedades que responden a nuestras necesidades o marcas inconscientes. Entonces, lo que se ama no es ese otro, sino la imagen que nos armamos de él, en función de nuestros propios deseos y carencias.

 Por tanto, podemos decir que intentamos dar de nosotros algo que no tenemos (con el fin de complementar) a alguien que no lo es (porque en realidad se lo damos a la imagen que nos formamos de él). De este modo, con el tiempo, el ideal que nos armamos se va deshaciendo, y este otro que nosotros soñamos, esperamos e imaginamos en relación a nuestras expectativas y necesidades, desaparece.

  Cuando esto ocurre, comenzamos a lidiar con nuestro narcisismo, y es donde tenemos que empezar a  aceptar que ese otro es real: no es alguien perfecto, no vino al mundo para completarnos, sino que tiene sus defectos y errores, y no va a contentarnos el 100% del tiempo. Descubrimos al otro tal como es.

  A partir de este momento, se comienzan a resignar ciertas expectativas y, con esto, se realizan ciertos consensos, en los que se dejan de lado algunas cuestiones propias, para que la pareja perdure en el tiempo. Es decir, cada partenaire, va a poner un poco de sí mismo para sostener el amor y, además, va a sacar esas cuestiones que pueden no favorecerlo. No se trata de perder nuestra esencia, por el contrario, se trata de elaborar aquello que estamos dispuestos a modificar para que el amor crezca y se sostenga, armando determinados “pactos” que demuestren al otro nuestro cariño.

 

Nadia M. Augusto

Lic. en Psicología

MP: N° 826

Don Bosco 331- Planta Alta

3624-758473