Logo Lalala News
 
Jueves 20 de Septiembre de 2018 05:40
 
 
 
 
 

El ícono del rock nacional cumple 66 años: ¡feliz cumpleaños, Charly!

 
2017 - oct - 23
|
Músicos
|
 
 
 
 
 

Carlos Alberto García Moreno, conocido por todos como Charly García, marcó un antes y un después en la música argentina. Su influencia fue muy fuerte -primero en la Argentina al ser uno de los pioneros del rock nacional- y luego a nivel continental dado que su obra viajó de norte a sur hasta consagrarse en suelo estadounidense cuando en 1995 grabó el recordado y exitoso MTV Unplugged.

 

"Significó mucho en la música argentina. La primera banda de masas, la primera banda de rock progresivo consistente, la primera superbanda, el tránsito a la modernidad poprockera; y además, algunas de las mejores canciones de la historia de la música popular nativa. También, lo que significó como modelo rocker, de reventado o de pirado, de buen tipo o de insoportable".

 

Las palabras que pertenecen al sociólogo Pablo Alabarces -escritas en el prólogo del libro 100 veces Charly, de José Bellas y Fernando García- resumen con un gran poder de síntesis el papel trascendental que tuvo este artista en la escena rockera nacional. Y, también, lo que sigue significando, porque su último trabajo -Random- es una verdadera joyita que no tiene nada que envidiarle a sus discos anteriores.

Charly garcía niño

Decir que su figura es gigante resulta indudable y hasta obvio. Pero vale la pena repetirlo las veces que sea necesario, sobre todo para las generaciones más jóvenes. Considerado por muchos como el mejor músico argentino de todos los tiempos -título basado en su capacidad compositiva, su oído absoluto y su destreza para tocar el piano- apareció en la escena musical en la década de 1970 cuando formó junto a Nito Mestre el recordado grupo Sui Generis.

 

"Nos conocimos en el tercer año de secundaria. Él estaba en otro curso. En términos generales era tímido, absolutamente tímido y encerrado. Socializaba muy poco con el resto (...). No era quilombero, era todo para adentro", recordaría Mestre en el mencionado libro 100 veces Charly.

 

Con Sui Generis, García empezó una verdadera carrera de éxitos que continuaría con su segundo grupo importante, La máquina de hacer pájaros; y luego con Serú Girán, hasta que en 1982 decidió seguir como solista. Ya eran tiempos de dictadura y, por supuesto, no era nada fácil hacer música.