Logo Lalala News
 
Domingo 20 de Agosto de 2017 03:11
 
 
 
 
 

Finalmente el Vaticano se expresó sobre la situación de Venezuela

 
2017 - ago - 04
|
Mundo
|
 

Mediante una carta instó a que no jure la Asamblea Constituyente recientemente elegida, aunque ya lo hicieron.

 
 
 
 

El Vaticano ha instado este viernes al presidente venezolano Nicolás Maduro a suspender la Asamblea Constituyente. “Más que favorecer la reconciliación y la paz, fomenta un clima de tensión y enfrentamiento e hipoteca el futuro”, ha declarado la Secretaría de Estado en un comunicado en el que expresa su preocupación y la del Papa por la situación del país. Asimismo, hizo “un apremiante llamamiento a las fuerzas de seguridad a abstenerse del uso excesivo y desproporcionado de la fuerza”. Con estas declaraciones, que coinciden con el regreso del Papa de su periodo de descanso estival, la Santa Sede ha finalmente roto su silencio sobre los últimos eventos ocurridos en el país sudamericano.

“La Santa Sede [se lee en el boletín emitido la mañana de este viernes] manifiesta nuevamente su profunda preocupación por la radicalización y el agravamiento de la crisis en la República Bolivariana de Venezuela, por el aumento de los muertos, de los heridos y de los detenidos”. El Pontífice vuelve a asegurar un seguimiento directo “a través de la Secretaría de Estado” de la situación en el país y de “sus implicaciones humanitarias, sociales, políticas, económicas e incluso espirituales”.

La últimas palabras que Bergoglio dedicó a Venezuela se remontan al 2 de julio, con ocasión de la fiesta de la Independencia del país latinoamericano. Francisco había rezado “por esta querida nación” y expresado su cercanía a las familias que perdieron a sus hijos en las manifestaciones. En el Ángelus de aquel domingo previo al descanso estival, el pontífice también había pedido que se pusiera "fin a la violencia" y se encontrara una "solución pacífica y democrática a la crisis”.

Desde entonces, en lugar que disminuir, la violencia se ha intensificado. "La Santa Sede pide a todos los actores políticos, y en particular al Gobierno, que se asegure el pleno respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, como también de la vigente Constitución", reza la nota del Vaticano. “Que se creen las condiciones para una solución negociada de acuerdo con las indicaciones expresadas en la carta de la Secretaría de Estado del 1 de diciembre de 2016, teniendo en cuenta el grave sufrimiento del pueblo a causa de las dificultades para obtener alimentos y medicamentos, y por la falta de seguridad”.

El Vaticano reivindicó su papel de mediador en la crisis actual también a través de su secretario de Estado, Paolo Parolin. El ministro de Exteriores del Estado papal negó que la acción diplomática de la Santa Sede haya sido un fracaso. En una entrevista al diario de los obispos italianos Avvenire publicada el jueves, Parolin especificó que la Iglesia ejerce su influencia de forma distinta a la de otros Estados. "El Papa ha recordado que ante una situación de crisis siempre hay que considerar cómo opera la Santa Sede: está a favor de una diplomacia proactiva y no sólo reactiva, por lo tanto tratamos siempre de contribuir. Si a veces esto no se logra, lo importante es esforzarse. Por eso no hablaría de fracaso". Algo como: aunque callados, estamos trabajando.

Los obispos venezolanos, que viajaron a la vera de San Pedro a comienzos de junio, sí hablaron claro. Su último documento, en vísperas de la Constituyente, define el proyecto de Maduro como “inconstitucional, inconveniente y dañino para el pueblo”. “Una vez más alzamos nuestras voces contra la violencia. Vivimos horas cargadas de incertidumbres”, con enfrentamientos y “efectivos militares y policiales y grupos civiles armados afectos al Gobierno que obran coordinadamente atropellando al pueblo que manifiesta su descontento”.

 

Fuente: El País