Logo Lalala News
 
Martes 21 de Mayo de 2019 02:19
 
 
 
 
 

Tips para disfrutar de los Espumantes en las Fiestas

 
2015 - dic - 09
|
Fondo de Cava
|
 
 
 
 
 

El vino espumante siempre va relacionado con lujo, riqueza, celebración y mal comportamiento... Pero cuando se trata de degustar realmente un espumante como un conocedor de las burbujas, tenemos que empaparnos en lo básico de la cata de vinos, siempre asegurándonos de que el mal comportamiento llega luego de varias copas y no en la mesa de degustación.

Primero, debemos saber qué vamos a degustar y conocer su historia y elaboración, comprendiendo básicamente que champagne y vino espumante no es lo mismo. Como ya

sabrán, champagne se refiere a un vino hecho en la región de Champagne en Francia, producido bajo leyes en receta tradicional, riego, tiempos de cosecha, entre otras rigurosas indicaciones reguladas.

Por otro lado, cualquier uva puede ser utilizada para un vino espumante: uvas tintas y blancas sin regulación alguna. Sin embargo, algunas cepas se destacan por su frescura y su aroma tanto floral como frutal, tales como Chardonnay, Pinot Noir, Chenin Blanc y Semillon, todas utilizadas en Argentina y el mundo para producir excelentes vinos espumantes.

También es importante recordar que vino espumante difiere de vinos tranquilos en varios puntos claves. Ya que las uvas destinadas a vinos espumantes son cosechadas con

anterioridad (con una acidez mayor y menos contenido de azúcar), luego en la bodega el proceso requiere de dos fermentaciones: la primera es para producir alcohol y la

segunda para producir las burbujas.

Cuando degustan espumantes, en la copa los colores del vino pueden ser difíciles de definir con exactitud, ya que generalmente cada cepa deja un rastro de color y podemos encontrar una paleta de amarillos pálidos, rosado ladrillo, rosado intenso, rosado cora. Cada uno, demostrando cada cepa utilizada, la técnica y su proceso de

añejamiento. Pero en este caso, el color no es un dato importante. 

Lo más importante son las burbujas. Cuanto más pequeñas las burbujas y más persistente la efervescencia, mejor y más refinado es el producto.

Los mejores espumantes del mundo exhiben burbujas que forman cadenas como rosarios desde el fondo de la copa hasta la superficie formando una espuma cremosa.

Muy diferente a las burbujas que forma el vino gasificado o los vinos de baja calidad, burbujas grandes que se pegan a la copa y nos dan ganas de eructar en el primer sorbo.

Las burbujas que resultan de un proceso natural no deberían explotar en el paladar. Al producir efervescencia, volatilizan los aromas del producto, por esta razón no debemos girar o mover la copa circularmente como lo hacemos con vinos tranquilos al momento de catar.

En general, los espumantes tienden a ser más aromáticos que los vinos tranquilos, presentan aromas a fruta fresca, críticos, perfumes florales, y en algunos casos aromas a levadura. Este último, se refiere a presencia de aromas a pan fresco, se desarrollan cuando el producto queda en contacto con las levaduras muertas en el proceso de fermentación.

Los aromas pueden ser muy seductores, pero el vino espumante toma vida en el paladar. En la punta de la lengua el vino puede demostrar niveles de dulzor, desde seco (entendiendo que no posee azúcar residual), a muy dulce.

Categorías de espumantes

Para ayudar al consumidor, los espumantes se categorizan de acuerdo con el nivel de azúcar que poseen: Extra Brut, Brut, Extra Dry, Demi Sec, Dulce.

Al no tener mucha presencia de tanino generalmente el final en boca es sutil y refrescante debido a su acidez.

Su guarda, al igual que cualquier vino, debe ser a una temperatura controlada entre 12 y 15°C. Es un error mantenerlos en la heladera ya que sufren el efecto anestesia”. Para enfriarlo se recomienda colocarlo 2 horas antes en la heladera o 30 minutos en una frapera con 1/3 de hielo y ¾ de agua; y nunca se debe enfriar en el freezer. 

Espero puedan disfrutar de la próxima copa de espumante de la mejor manera, encontrando la ocasión ideal para descorchar y brindar.

Recuerden apuntar hacia arriba con el corcho y ¡tener en cuenta reglas del mal comportamiento!

Recomendación Cava Club 

RAMANEGRA EXTRA BRUT DE BODEGA CASARENA (MENDOZA)

Un vino color amarillo con reflejos verdosos, con delicado y persistente perlage. En nariz se presenta fresco, floral y frutado, con notas a duraznos blancos, manzanas y cítricos; todo esto equilibrado con la presencia de aromas a pan fresco, denotando así su prolongada permanencia sobre las lías. En boca resulta de gran estructura, fresco, con una acidez bien equilibrada y de agradable sensación cremosa.

MAIPE BRUT DE BODEGA CHAKANA (Mendoza)

Su color es Amarillo dorado pálido. Muy buena persistencia de la espuma. Predominan los aromas cítricos, mezclados con frutas tropicales y crema. En boca es muy fresco, balanceado e intenso con final cítrico. Temperatura de Servicio: 4°-6°C.