Logo Lalala News
 
Viernes 19 de Octubre de 2018 20:34
 
 
 
 
 

Sed gastronómica o la necesidad de placer

 
2016 - ago - 19
|
Fondo de Cava
|
 

Por Fabio Masdeu, de Cava Club.

 
 
 
 
 

La sed puede ser definida como el sentimiento interior de la necesidad de agua. Nuestro cuerpo, casi todo liquido, está constituido entre un 50 y un 70 porciento de agua y, según nuestro peso, nuestra actividad y la temperatura ambiente, perdemos de dos a tres litros cada día. En compensación, debemos absorber la misma cantidad.

Empezando por la sed fisiológica hasta la sed lúdica o gastronómica, siempre se bebe, en realidad, para satisfacer diferentes necesidades, por lo que hay que distinguir muchos tipos de sed. En casos extremos de privación prolongada, la sed es un sufrimiento insoportable. En el desierto o en el mar puede conducir a la muerte.

La sed fisiológica es la de todos los días, la que equilibra el balance hídrico.

La sed alimentaria acompaña la ingestión de alimentos. Algunos pueblos no toman bebidas en todas las comidas ya que consumen alimentos húmedos (sopas, pan, salsas, carnes hervidas).

Si se observa detenidamente, se puede constatar que tenemos la costumbre de beber después del último bocado de un plato y cuando se pasa de un plato a otro, cuando se cambia de sabor. El aclarado del paladar obedece a una necesidad física, surge luego de probar alimentos con mucho ajo, muy salados o muy especiados, entre muchos otros ejemplos. 

El ardor de la pimienta o los ajies que se intensifican después del primer contacto, se calman momentáneamente con un trago de liquido. Como sabemos, en general hay platos que crean la necesidad de beber.

La sed gastronómica es, además de purificación bucal, la satisfacción de un placer: el placer de resfrescar, así como el disfrute de las delicias del sabor y los aromas.

Esta sed, no incita al consumo de cualquier liquido, sino que busca sensaciones del gusto. Existen momentos en que uno desea beber algo, pero no cualquiioer cosa, y desde luego nada de agua; es cuando estamos en la búsqueda de una bebida con más atractivos.

Esta sed es inútil -y hasta quizás, ficticia-, es una sed adquirida por la inclinación y la costumbre. En principio, responde a la búsqueda de un placer. Con esta sed “de lujo” , se identifica la sed de vino, ya que el vino por sí solo no puede satisfacer la necesidad diaria de agua.

El cálculo nos lleva a a consumir las mismas cantidades de mililitros que perdemos por dia, 2000 a 3000, puede decirse que la mitad, la recibimos de los alimentos y el resto se debe completar con la racion de bebidas. Dicho esto, no es bueno comprometernos a consumir diariamente dos botellas de vino, es decir, 140 a 160 gramos de alcohol.

Por otro lado , a partir de cierto grado de alcohol, las bebidas no apagan la sed, la ingesta de alcohol aumenta la necesidad de agua. De esta manera, el bebedor mantiene cultiva una sed inextinguible, se entiende que las bebidas que toma para “aplacar” su sed, tiene el efecto de exacerbarla.

La verdadera misión del vino es la de satisfacer una sed alimentaria. Es así como se bebe en los pueblos vitivinícolas, en el transcurso de comidas y para acompañar a los alimentos, como un condimento líquido.

El vino no se bebe por necesidad, sino por satisfacción; es el complemento indispensable de la buena mesa. Los grandes vinos se han concebido para ser bebidos mientras se come; el frescor ácido de los blancos, el tanino de los tintos, sus aromas y sabores se armonizan y enaltecen los atributos de los platos.

En la mesa, subraya y exalta el placer del comer y del beber.

Recomendación Cava Club

Bodega humberto Canale - Humberto Canale Estate Malbec

Una expresión pura del “Terroir” patagónico y del Malbec argentino. Un estilo refinado y complejo tanto en la nariz como en la boca. Su justo paso por roble le otorga una dimensión extra que lo convierte en un vino irresistible. Un vino de gran cuerpo y estructura, color rojo rubi intenso, con sorprendentes aromas a frutas rojas, eucaliptus, especias y pimientos negros. Luego de un año en botella se vuelve untuoso, intenso, concentrado

Potencial de guarda . 7 años.