Logo Lalala News
 
Domingo 19 de Noviembre de 2017 18:28
 
 
 
 
 

¡Increíbles fideos caseros!

 
2016 - nov - 10
|
El recetario
|
 

Por Guille Perosio, de Mia Cucina.

 
 
 
 

Bueno cocineros, llegó la hora de ponernos serios. Hoy, nos toca hacer fideos caseros.

Lo primero que hay que saber es que parecen más difíciles de lo que son a la hora de hacerlos. Como siempre, si tenemos una buena mise en place, toda receta es más sencilla de hacer. También tenemos que saber que esta masa es base para cualquier fideo.

Ingredientes

Harina 000 1 kg

Huevos 10-12 unidades

Sal

Aceite de oliva

Preparación

Ponemos en un bowl la harina junto con los huevos, un puñado de sal fina y 2 cucharadas de aceite de oliva.  Mezclamos con tenedor para romper el ligue de los huevos y comenzar a integrar todo. Amasamos bien durante 15 minutos sobre la mesada. Tapamos con un trapo de cocina. Dejamos descansar fuera de la heladera por 40 minutos.

Estiramos la masa logrando un espesor de 1mm aproximadamente. Espolvoreamos la masa con harina y dejamos secar durante 15 minutos sobre la mesada y los movemos cada 5 minutos para airearlos.

Cortamos con un cuchillo formando los fideos que más nos gusten.

En una olla con abundante agua hirviendo y sal, cocinamos los fideos.

Datos extras

-El espesor de los fideos es el mismo. Lo que va a determinar el nombre es el ancho. Entonces, podemos hacer tallarines que son bien finos o fideos cinta que son de tamaño medio o papardelles que son bien anchos.

Para lograrlo, podemos hacerlo como lo hacía mi abuela y usar el palo de amasar y mucha paciencia. Sino, siempre es más rápido y práctico usar esas máquinas tipo Pastalinda.

-También podemos reemplazar algo de huevo por tinta de calamar para hacer fideos negros. O puré de espinacas para hacerlos verdes.

-Como verán, no puse salsas ya que ahí entramos en otro planeta culinario. Podés hacer desde un simple y clásico pesto de albahaca y nueces. Una crema de hongos y champis o el popular estofado de carne o pollo. O si querés algo más sofisticado, una salsa de frutos de mar con camarones rabas y mejillones.

-Como siempre, tenés mil alternativas y con las pastas, muchas más. Animate a amasar y poné a prueba tu paciencia y habilidades de amasado y estirado.

Abrí tu vino preferido y poné el disco que más te guste. Brindá por la vida y tu gente querida.

No dejes de cocinar!

¡Salú!