Logo Lalala News
 
Sábado 18 de Noviembre de 2017 06:57
 
 
 
 
Hacer te Hace
 

Trueque: Resignar por Resignificar... ¿Te gusta?

 
2014 - oct - 21
|
Coaching
|
 

¿Podemos modificar creencias de nuestra historia personal? ¿Podemos dejar de lamentarnos por decisiones pasadas? ¿Queremos construir nuestro presente con una nueva manera de mirarnos?

Podemos sí, necesitamos querer hacerlo y estar dispuestos a conocernos, aceptarnos y amarnos en el proceso... ¿Te animás al truque?

 
 
 
 

Escucho en charlas y reuniones el tema de la resignación. Escucho a personas decir: "Y bueno, es así... qué le voy a hacer", "me tengo que conformar... quiero, te juro que quiero, pero no puedo", "ya está, qué le voy a hacer". Y al mismo tiempo, observo que hay algo en esas emoción que acompaña en la energía que pulsa desde dentro que quiere ir por lo que desea, que quiere lograr lo que anhela, que persigue un sueño, o que quiere abrir puertas; mientras la creecia, expresada a través de lo que dice, tiene otro discurso.

¿Qué es Resignificar? Desde el Coaching, resignificar es darle una interpretación diferente a un hecho que aconteció y con ello generar una emocionalidad, corporalidad, creación linguística y una energía acorde a la nueva manera de ver que surge. Es también actualizar el punto de vista de quienes somos hoy, reconociéndonos en el proceso.

Por ejemplo: "Me casé muy jóven y no pude hacer todo lo que quería y soñaba y ahora ya es tarde..." Esta resignación a no hacer todo lo que quería, (aquí tenemos que especificar qué es ese todo), genera sufrimiento y una emoción que resta bienestar. El hecho es que esta persona se casó a X edad e hizo determinadas cosas, tener niños, hacer tareas del hogar, hacer de esposa, etc, en lugar de haber hecho otras. Cuando resignificamos volvemos a ese momento y reconocemos que lo que hicimos es lo que elegimos hacer en ese momento y reflexionamos sobre el para qué lo hicimos, conectándonos con el bienestar que en ese momento buscábamos o sentíamos o elegimos hacer en lugar de hacer otras elecciones. De esta manera nos paramos en el protagonismo que nos trajo al día de hoy. Este trabajo es poderoso hacerlo junto a un Coach profesional que nos acompañe, que tenga experiencia, que nos brinde el contexto y las herramientas para abordarlo. Y también es posible que vos te lo plantees, que escuches tus inquietudes, que te hagas preguntas.

¿Qué hace un niño para construir su mundo? Preguntas y más preguntas. Preguntas que hechas en el momento justo tienen resonancia en el lugar indicado de nuestro ser.

Te invito a preguntarte y sentir la respuesta... ¿Hay algo que estoy resignando que es vital para mi bienestar? y si no lo resignara... si pudiera verlo de otra manera... ¿Qué sucedería? Y sentí lo que sucede en vos, escuchá tus latidos, percibí tu cuerpo y escribilo, registralo para luego, cuando te lo propongas, ir por ello.