Logo Lalala News
 
Martes 26 de Septiembre de 2017 11:27
 
 
 
 
 

Sueños posibles

 
2014 - nov - 04
|
Coaching
|
 

Cuando soñamos estamos creando realidades. Llevarlas a cabo es un proceso hermoso del cual todos somos protagonistas. Y si lo lográs... ¿qué?

 
 
 
 

Quiero proponerte un ejercicio fácil y concreto: tomá unos minutos y reflexioná... Si tuvieras todo lo necesario para lograr lo que deseás, si el camino estuviera libre para alcanzarlo, si tuvieras disponible los recursos necesarios... ¿Qué harías? ¿Quién serías vos al hacerlo? ¿En quién te convertirías?

 

Solemos soñar y fantasear con ideas, anhelos, deseos y solemos también, quedarnos en esa parte del camino, en su inicio, en la idea. En Coaching postulamos que lo que decimos, pensamos, o lo que lo engloba, el lenguaje, es creador de mundos, genera realidades. Si digo algo, por ejemplo: "quiero salir a andar en bicicleta", ese utilizar el lenguaje concreto, decirlo o decirmelo es el punto de inicio para hacerlo, para realizarlo. Cuando decimos o nos decimos cosas y las cumplimos comenzamos a tener autoridad ante nosotros mismos, y cuando decimos y concretamos poco o muy poco no somos muy confiables o creíbles. De esta manera vamos construyendo nuestros pasos, "del dicho al hecho..." como solemos escuchar.

Los seres humanos tenemos la maravillosa experiencia de poder crear y en esa creación está nuestra vida. Regresando al motivo de estas palabras, si logro algo de lo que sueño, si eso se concreta, ¿qué sucede conmigo? ¿Quién voy a ser al pasar por el proceso de creación de mi logro? Y es allí a donde quiero invitarte a ir. Que reflexiones en este momento de logro, de vivencia de mi anhelo, deseo, sueño o proyecto y tomes nota de lo que surje. Cómo te sentís al haber logrado esto, qué consecuencias observás en vos, qué le sucede a tu mundo ahora, qué cambia, qué permanece. Al hacerlo estás creando el segundo paso en el camino de realizarlo, estás observando la consecuencia primera de esto que querés y es allí donde se torna luminoso tu camino, donde ponés luz donde antes no veias, donde descubrís si es eso realmente lo que querés. Si lo es, estás preparado para diseñar cómo conseguirlo y qué necesitás desarrollar en el camino. Si te das cuenta que realmente el haberlo conseguido no te hace ser o sentir que sos pleno y feliz, podés rediseñar tu sueño. De cualquier manera vas a obtener información valiosa para dar el tercer paso: pasar del lenguaje a la acción, poner en marcha tu cuerpo para llegar y disfrutar del camino. Si querés podés hacerlo con la guía de un Coach, nuestra tarea es esa: acompañarte y verte brillar.