Logo Lalala News
 
Martes 26 de Septiembre de 2017 11:26
 
 
 
 
Hacer Te Hace
 

Emociones Contagiosas

 
2014 - dic - 16
|
Coaching
|
 

Solemos decir: "Me voy de aca antes de contagiarme la mala onda" o "¡Que lindo ambiente se respira!". Cuando percibimos una emoción intensa a nuestro alrededor, nos contagiamos si permanecemos mas 15 minutos en "ese" ambiente emocional. ¿En que rol te identificas con mayor frecuencia? ¿Contagiando tus emociones o contagiándote de los demás? Te invito a conocer un poco mas de tu mundo emocional.

 
 
 
 

Las emociones son respuestas de nuestra biología a los eventos que se suceden a nuestro alrededor. Por ejemplo si atiendo una llamada y recibo una buena noticia mi cuerpo responde con alegría y si esa alegría es genuina, intensa y la vivo plenamente, la voy a contagiar.

El Coaching permite que las personas trabajemos en nosotros mismos la integración del cuerpo, el mundo lingüístico y el mundo de las emociones en el momento presente de nuestra vida. Si somos conscientes de nuestras emociones y comprendemos que son parte nuestra, que tienen un "para qué" y las aceptamos, podemos diseñar que hacer con ellas.

Sabemos que cuando estamos alegres, hasta las tareas mas arduas se vuelven livianas y cuando estamos tristes, hasta el levantarnos o atender el telefono se vuelve costoso. Y también sabemos que esas emociones que nos inundan son contagiosas, por ende teñimos nuestro mundo y también podemos colorear el de quienes nos rodean.

Conocer el poder de nuestras emociones es importante para nuestro entorno familiar, laboral, de amistad, de pareja, etc.

 

Te invito a un ejercicio simple y muy poderoso si lo practicás diariamente.

Cuando identifiques que estas en una emoción que no te está siendo beneficiosa para el momento, ejemplo: enojarte en una conversación, estar ansioso ante una entrevista, o importancia ante algo que no depende de ti, puedes hacer consciente que eso te está sucediendo, y comenzar a respirar lentamente y cada vez mas profundo, modificando esa respuesta biológica concreta. Luego masajear tu rostro para relajar la musculatura y sacudir un poco el cuerpo. Fundamentalmente, respirar consciente y profundo unas 5 a 10 veces y luego hacer foco con tu pensamiento en algún recuerdo poderoso empapado de la emoción que necesites, de esa manera vas generar en ti un contagio emocional personal. Las emociones tienen un patrón respiratorio único, la alegría se respira de una manera determinada, el enojo, el miedo también. Esto lo descubrió, y generó un método de gestión emocional, la psicologa chilena Susana Bloch y lo explica detalladamente en su libro Alba Emotion, si te interesa profundizar más el tema.

 

La respiración consciente nos ayuda a estar bien, a salir de emociones no deseadas y a preparar el terreno interior para conectarnos con lo que queremos sentir.

Experimentá, explorá y sacá tus propias concluisones, las emociones son poderosas y salir de ellas respirando natural, profundo y conscientes es nuestro poder para gestionarlas. Feliz y consciente experiencia.